Pequeñas producciones

Englobamos aquí a productores y elaboradores que luchan por sacar adelante producciones y cultivos tradicionales en Tierra Estella, así como elaboraciones y alimentos procedentes de nuestros bosques. Se trata en general de producciones pequeñas y muy localizadas, que merecen todo vuestro reconocimiento por su esfuerzo y dedicación. Elaboraciones artesanales evitando todo proceso innecesario y con unas características organolépticas que deleitan el paladar con viejos sabores aprendidos en la infancia, resistiendo el acoso de los productos con sabores artificiales, colores llamativos u olores intensos.

La miel es un producto biológico muy complejo cuya composición varía notablemente según la flora, la zona o el clima. La miel artesana no se calienta por encima de los 37ºC, por lo que conserva todas sus cualidades y hace que aparezca menos fluida, e incluso a veces, cristalizada.

Son varios los productores de miel de Tierra Estella, que cuidan las colmenas con mucho respeto y dedicación, procurando situarlas en lugares libres de contaminación, para recolectar un producto puro y de gran calidad, aprovechando la riqueza y variedad de la flora presente de nuestros campos y prados, y de los bosques de encinas, dando lugar a una miel de gran calidad.

Hoy en día en Tierra Estella se sigue haciendo la mermelada con el mismo método que se ha utilizado siempre: fruta (entre el 40 y el 60%), azúcar, calor y tiempo dando lugar a unas conservas sanas y naturales.

En un mercado lleno de nueces foráneas, se intentan abrir camino nuestros productores locales, con variedades autóctonas y adaptadas a las características de Tierra Estella. Unas nueces sabrosas, y llenas de propiedades alimenticias y medicinales, y con un gran contenido en vitaminas, cultivadas con técnicas respetuosas con el medio ambiente.

Las legumbres siempre han estado presentes en Tierra Estella. Con el paso del tiempo su superficie ha ido disminuyendo, pero gracias al empeño de algunos productores, se ha iniciado una labor de recuperación de esta leguminosa, en especial de la alubia, trabajando por mantener y recuperar variedades tradicionales de gran calidad, como la alubia blanca de Genevilla, la sangre de Cristo o la alubia negrica.

Durante años se realizó un gran esfuerzo por parte de varias personas e instituciones navarras para desarrollar la truficultura en Tierra Estella. Gracias a ello y al esfuerzo de muchos agricultores pioneros que arriesgaron su dinero y emplearon su tiempo en el cultivo de un producto misterioso y desconocido, hoy la truficultura en Tierra Estella y en particular en las faldas de la sierra de Lóquiz) es una realidad y un cultivo con futuro. Un producto para descubrir y disfrutar en el museo de la trufa de Metauten, o a través de los productos trufados que se elaboran en nuestra comarca.

La salinera Gironés y Salinas Nuin mantienen viva la tradición de la extracción de sal de manantial de interior, que antiguamente la mayoría de las casas practicaban. Durante los meses de verano se realiza la obtención de sal mediante el llenado de las piscinas en las eras con el agua salina. La evaporación del agua permite la recogida de la sal en el fondo de las piscinas para darle luego un uso alimenticio, terapéutico y para la conservación de alimentos.

Esta actividad en Salinas de Oro supone también un atractivo turístico para el municipio, donde conviven cuatro casas rurales

Obtén más información

Si deseas obtener más información de los productores de mieles, mermeladas y pequeñas producciones de Tierra Estella